BIBLIOTECA SOLIDARIA CINE CON VALORES INGLÉS PARA NIÑOS

Loading...

martes, 12 de enero de 2010

13. VOLVIENDO A NUESTRA VIDA COTIDIANA... CON MARÍA


Después de las fiestas de Navidad volvemos a nuestras tareas ordinarias: trabajo, estudio, catequesis…
En la Parroquia queremos hacerlo volviendo nuestra mirada a la Virgen Blanca del Contenedor pues hoy 12 de enero de 2.010 se cumplen tres años de estancia entre nosotros.
A ella ya nos hemos referido en este blog (sobre todo en la entrada 3). A continuación, ofrecemos una propuesta para disfrutar y ahondar en la contemplación de la imagen y, además, el material orante que estamos utilizando en el Triduo que estamos celebrando en la Parroquia.

CONTEMPLACIÓN DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN BLANCA DEL CONTENEDOR


            La imagen que se conserva en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario es una copia de la Virgen con el Niño realizada por Miguel Ángel y que se conserva en Brujas. Se “apellida” del Contenedor porque fue salvada de las inmediaciones de un contenedor de basura. Es, por tanto, una imagen tirada y rescatada.
            Orar ante ella es una invitación a traspasar la superficialidad de las imágenes para encontrarse con María y su Hijo Jesucristo en un momento de profunda comunicación.

NOS GUSTARÍA RECIBIR POR ESCRITO VUESTRAS REFLEXIONES E IMPRESIONES.

1. OBSERVAR
Contemplar la imagen en silencio dejándose empapar progresivamente por ella: elementos plásticos (qué me atrae por su belleza) y emotivos (qué sentimientos provoca en mí). No hay que tener prisa pues necesitamos tiempo para que vaya calando en nosotros.

2. RECONOCER
Es preciso leer la imagen como si fuera una página de un libro, es decir, línea a línea, de izquierda a derecha y de arriba abajo.
2.1 En un primer momento, hay que mirar la imagen como si no se tratara de un tema religioso. No hay que darle ninguna interpretación ni buscar ningún significado de fe. Hay que limitarse a reconocer, distinguir y describir la imagen en sus grandes líneas y en sus detalles.
2.2 Hay que esforzarse por descubrir la estructura de la imagen: cuál es su centro; qué hay arriba y abajo; qué hay a la izquierda y a la derecha. No desprecies nada pues cada elemento, cada detalle tiene su importancia y desempeña su papel en la composición y en el mensaje de la obra.
2.3 Hay que fijarse en los personajes (María y Jesús) y describir sus gestos y acciones (expresión de sus rostros, su mirada, actitud de sus manos…), vestidos, emplazamiento en la escena y sus tamaños y proporciones.
2.4 Igualmente hay que observar los objetos (libro, colgante de María…) ¿Dónde están? ¿qué función pueden tener en la acción y en el mensaje de la obra?
2.5 Si la oración se hiciese en grupo (familia, grupo parroquial…) sería conveniente, en este momento, compartir lo que cada uno hubiese descubierto.

3. SENTIR
Cada imagen provoca en quien la contempla unas determinadas sensaciones.

3.1 ¿Qué sentimientos e impresiones produce: paz, alegría, angustia, tranquilidad, calor humano, confianza, comunicación, distancia, incertidumbre, entusiasmo, sorpresa, desconcierto, curiosidad, tensión…?
¿Qué recuerdos (situaciones, experiencias, anécdotas vividas, paisajes, objetos, otras imágenes…) evoca la contemplación de esta imagen?
3.2 Si se ora en grupo, el que dirige la oración puede incentivar el diálogo: ¿Qué sentimientos ha provocado en cada uno la contemplación de la imagen?

4. INTERPRETAR
Es el paso más difícil porque cada persona suele proyectar el propio mundo afectivo sobre las cosas, situaciones y personas moldeándolas según el propio gusto en vez de dejarse moldear por la imagen.

4.1 ¿Qué textos bíblicos pueden tener relación con esta imagen? ¿Qué punto de vista o momento del relato bíblico ha escogido el artista? ¿Ha privilegiado a algún personaje? ¿Es el mismo personaje que el relato bíblico pone de relieve o es otro? ¿Qué parecidos y diferencias hay entre la imagen y el texto bíblico?
4.2 ¿Cuál es el mensaje religioso de la imagen? ¿Qué experiencia cristiana hay detrás? ¿Qué quiere transmitirnos el artista?
4.3 ¿Qué se percibe subjetivamente?
4.4 ¿Qué título podría darse a la imagen, que resumiera todo lo examinado hasta el momento?

5. APLICAR A MI VIDA
Con este paso se pretende aplicar a uno mismo el contenido religioso de la imagen.
5.1 ¿Qué me dice para mi vida? ¿Con qué elemento, personaje, símbolo puedo identificarme? ¿Me pide algo?

5.2 ¿Cómo podría ayudarme la imagen para mi oración: alabanza, súplica, petición de perdón, agradecimiento…?
5.3 Si se hace en grupo, habría que ofrecer la posibilidad de compartir libremente las resonancias y repercusiones personales de la contemplación de la imagen.

6. ORAR
6.1 Habría que concluir dejando un buen rato (podría ser unos veinte o treinta minutos) para la oración personal (diálogo con Dios a partir de la imagen contemplada)
6.2 Convendría terminar con una oración (por ejemplo, el Ave o la Salve) o con una canción adecuada y la señal de la cruz.

TRES DÍAS CON LA VIRGEN BLANCA DEL CONTENEDOR

CANCIÓN INICIAL
I)
MADRE DE LOS POBRES, LOS HUMILDES Y SENCILLOS, DE LOS TRISTES Y LOS NIÑOS QUE CONFÍAN SIEMPRE EN DIOS.
1.   Tú la más pobre Virgen del Contenedor, tú Virgen Blanca que reluces más que el sol; tú que un buen día apareciste entre nosotros, quieres con tu gracia ofrecernos tu calor.
2.   Tú que en sus manos, sin temor te abandonaste; tú que aceptaste ser la madre del Señor; tú que eres madre de de los pobres y olvidados, eres el consuelo del que reza en su llorar.

II)
1. Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar, Madre mía del cielo. Si en mi alma hay dolor, busco apoyo en tu amor y hallo en ti mi consuelo.
HOY TE QUIERO CANTAR, HOY TE QUIERO REZAR, MI PLEGARIA ES CANCIÓN. YO TE QUIERO OFRECER LO MÁS BELLO Y MEJOR QUE HAY EN MI CORAZÓN.
2. Porque tienes a Dios, porque tienes a Dios, Madre, todo lo puedes. Soy tu hijo/a también, soy tu hijo/a también y por eso me quieres.
3. Dios te quiso elegir, Dios te quiso elegir como puente y camino, que une al hombre con Dios, que une al hombre con Dios en abrazo divino.

INVOCACIONES
  • Cuando nos sintamos cómodos en nuestra fe y no nos atrevamos a presentar batalla: MADRE, AYÚDANOS.
  • Cuando nos cansemos de luchar y no queramos levantarnos: MADRE, AYÚDANOS.
  • Cuando no tengamos confianza en nosotros mismos o tengamos más confianza en nosotros mismos que en Dios: MADRE, AYÚDANOS.
  • Cuando no nos atrevamos a proclamar las maravillas que Dios nos dio y silenciemos los dones recibidos: MADRE, AYÚDANOS.
  • Cuando confundamos la prudencia con la cobardía y ocultemos el gozo de ser cristianos: MADRE, AYÚDANOS.

Otra propuesta de invocación
  • En nuestra vida, sin aparente relevancia, monótona y en ocasiones difícil; en nuestro trabajo cotidiano, que nos exige esfuerzo, paciencia y constancia… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.
  • En nuestro servicio desinteresado a los demás, en el servicio muchas veces escondido y generoso… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.
  • En nuestras dudas, inquietudes, ilusiones y esperanzas; en nuestros miedos y en nuestra confianza en ti… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.
  • En la alegría compartida; en nuestra comunión en el amor, la esperanza y la paz… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.
  • En la enfermedad de quien sufre y espera; en quien sufre en desesperación; en el dolor de quien vive marginado o lejos de su familia y país… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.
  • En los momentos de oración que es trato de amistad con quien sabemos nos ama; en la oración que es palabra a favor de los demás… MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, ENSÉÑAMOS A DECIR AMÉN.

TEXTO BÍBLICO Y REFLEXIÓN DEL DÍA


PETICIONES
o   Virgen Blanca del Contenedor, Madre de los creyentes, te pedimos que todos los que creemos en Jesucristo en nuestro barrio de Fuentecillas lleguemos a la unidad y fraternidad que el mismo Cristo pidió para los suyos. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO
o   Reina de la paz, deseamos que nuestro mundo de hoy inmerso en un mar de luchas y guerras, haga posible la paz y la concordia. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO
o   Madre de los sacerdotes, necesitamos que los sacerdotes de la Parroquia respondan con fidelidad a lo que Tú esperas de ellos y que haya jóvenes que acojan la llamada a la vida sacerdotal, religiosa y misionera. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO
o   Madre de los jóvenes, te confiamos a los niños y jóvenes de nuestra comunidad parroquial para que crezcan como buenas personas y buenos cristianos. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO
o   Salud de los enfermos, no te olvides de todos los que sufren en su cuerpo y en su espíritu deseamos que no pierdan la esperanza y vivan con amor su sufrimiento uniéndose así a la entrega de Jesucristo. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO
o   Madre y esposa en la Familia de Nazaret, te pedimos que nuestras familias sean lugares de profunda humanización y evangelización. RUEGA POR NOSOTROS A TU HIJO


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Virgen Blanca del Contenedor te confiamos nuestra vida, la de nuestra familia y la de todos los que formamos parte de la comunidad parroquial.
Queremos aprender de ti para estar unidos a tu hijo Jesucristo en los momentos buenos y también en los difíciles, conscientes de que Él es el Camino, la Verdad y la Vida.
No permitas que permanezcamos insensibles a las necesidades de los marginados (los que son arrojados en los contenedores de la sociedad), antes bien ayúdanos a estar siempre disponibles para que puedan contar con nosotros.
Que quienes se encuentren con nosotros perciban algo de ti y de Jesús. AMÉN


CANCIÓN FINAL
1.      Quiero decir que si como tú, María, como tú un día, como tú, María
2.    Quiero entregarme a Él como tú, María, como tú un día, como tú, María







--> Leer más...